Cómo hacer un blog sin internet

Posted on marzo 10, 2008

2


Estas semanas he visto cómo las dos grandes ISP de Chile se comienzan a pelear por aumentar su ancho de banda. En esa vorágine (?) de información, y otras mucho peores (y que realmente dejan helado), me puse a pensar en mi lugar como bloguer. Lo primero que debo decir es que no tengo internet. Las tarifas no son suficientes como para que un presupuesto como el de mi casa dé para aquello. Pero la lucha en la blogósfera debe iniciarse y seguir. Lo importante es la creatividad.
centrointernet

El punto es que se necesita una conexión para publicar y existen diferentes formas (algunas más baratas que otras) de hacerlo. Entre las posibilidades están el cibercafé, que ya no tienen nada de café, poseer una red wifi a la que colgarse, la nunca bien ponderada biblioredes, un paseo por tu centro de estudios o la bondad de algún amig@.

En el caso de interlocutor me he visto en la obligación de malgastar por horas de internet en algún computador que deja mucho que desear. En primer lugar, los computadores de centros de internet en la mayoría de los casos son más lentos que perezoso con sueño, o peor aún, la concordancia de los programas instalados con el desempeño. Por ejemplo, he tenido que esperar casi 5 minutos en que el maldito bendito Explorer7 abra una página en un computador que con suerte le hubiese instalado Windows 98. Lo otro es que lamentablemente no hay forma de encontrar un centro de internet con algún sabor de linux.

Pero tenemos otras opciones. Para una conexión casera, que no me haga salir a mojarme a las calles de Valdivia, compré un televisor que venía con un celular de regalo. Para usar el celular (por supuesto que esta parte es para incluir un chiste en esta miseria de entrada). El mentado aparato era Smartcom (QEPD) que por esos días utilizaba a montones su red CDMA para ofrecer internet vía celular. El Nokia que vino con el televisor servía para conectarse con un cable DKU-5 y ofrecer conexión a un poco más de velocidad que un módem por teléfono. También sufrió mi paso de Windows a Linux y el traspaso de los dilemas a la consola. El problema llegó con la compra de la empresa y su transformación en Claro. Las conexiones ya no eran las mismas, caídas e inaccesibilidad a importantes páginas (como ésta y por ende al sistema de WordPress.com) hicieron de éste un servicio deplorable. Al parecer la única forma es contratar el 3G de las empresas celulares.

Pero volvamos al tema. Sin esta conexión las posibilidades se han disminuido al punto de utilizar mi celular con un software que actualiza Twitter para seguir lo que fue la Noche Valdiviana 2008. El punto importante es que es muy laborioso conseguir llevar el nivel de un blog a un status de un always on como se promocionaban las ISP en los 90-2000. Lo bueno del asunto, desde la perspectiva de este humilde bloguer, es que puede tener temporadas tal como un programa de tv. Desde marzo a los primeros días de diciembre con un espacio en julio para el descanso por las vacaciones que da la Universidad. Es así mis queridísimos lectores (como cada entrada, y ya se ha hecho tradición… hay alguien ahí leyendo…. sí, ya sé cuantos visitan por donde y donde clickean pero no sé si leen) que comienza la temporada 2008 de interlocutor. Presentando la nueva sección blogstar en que descubriremos nichos de famosillos o famosillos por su blog. Y seguiré con blogpost, la sección (sección como categoría claro) más floja de este blog en que doy mano a algún blog amigo para hacer un copy/paste. Y eso…

Anuncios
Etiquetado: